viernes, 10 de abril de 2020

Lo del apagón cultural

Primero pensé en grabar un vídeo hablando del asunto para ahorrarme el trabajo de escribir pero decidí que mejor no, los vídeos llegan a más gente, parecen darle al contenido más importancia de la que realmente tienen y esto no deja de ser mi opinión personal de esta "movida". Si no se me ve la cara, podemos atribuirle la reflexión a otro y que le tiren las piedras a el/ella.

Me enteré, hoy viernes 10 de abril pasado el mediodía, que se ha programado un "apagón cultural" para hoy y mañana. Mierda, yo ya llego tarde. Aún no me han explicado bien el cómo ni el por qué, cual es la finalidad, pero que mejor no comparta música en las redes hasta el domingo.
La idea está genial y la causa es muy noble pero no sé bien de que estamos hablando.

Creo que tenemos tan normalizado el consumo de cultura que ya ni sabemos valorar ni diferenciar lo que es arte y lo que no. Tampoco sé donde se establece el límite.
Esto no pretende ni será una publicación de carácter político pero por poner un ejemplo, hace un año escaso, decía, en una moción relativa a la implantación de un cheque cultural universal, un partido político de mi ciudad: "La cultura, al igual que la educación y la sanidad, es un derecho inalienable. Toda persona ha de poder tener acceso a la misma. La cultura proporciona a la sociedad conocimiento y comprensión de de la realidad e influye en la calidad de vida. Por tanto, debe estar al alcance de toda la ciudadanía y, desde lo público, hay que defender la democracia cultural. Pero defender la cultura y/o el acceso de la misma, no es sinónimo de una política indiscriminada de ayudas y subvenciones, especialmente cuando confundimos cultura con espectáculo o con cualquier manifestación societaria, como actividades de cocina, festivales de rock, cine, encierros taurinos, ocio, o folclore local."

Será un cheque descuento para la biblioteca entonces, no sé. Yo veo bastantes cosas mencionadas en esa cita que considero cultura, pero bueno, yo no soy nadie para decir qué es cultura y qué no. Además, yo no tengo traje ni despacho.

De todos modos, yo por si acaso, dejo aquí el artículo de Wikipedia sobre "Cultura": https://es.wikipedia.org/wiki/Cultura

A algunos lo de arriba le podría parecer ridículo pero es tan cotidiano. De hecho creo que todos menospreciamos la cultura a diario.
No quiero echar ningún sermón a nadie, de hecho siempre he sido enemigo del discurso de muchos "frontman" (al menos en el circuito rock), en el que una de dos, nos culpan a los 12-38 mataos que estamos asistiendo al concierto de que se esté muriendo la escena, o bien nos mete en la cabeza que somos los elegidos que mantienen viva la llama del metal. La gente que hace el esfuerzo de venir a nuestros shows al final de una dura de semana de trabajo lo último que quiere es oír nuestros problemas.
Pero esta vez voy a romper una vara a favor de la turra y preguntaros; ¿Vosotros no habéis discutido nunca con alguien porque dice que "la música debería ser gratuita, igual que todo el arte"?. Ya sé que muchos no perdéis el tiempo con idiotas pero a mi me ha tocado nacer en una generación en la que nos han acostumbrado a consumir gratis cultura. Intento convencerme a mi mismo de que como todavía son jóvenes están un poquito borrachos de idealismo. Si a mi me cuesta 2.000€ - 10.000€ o X-mil€ grabar, mezclar, masterizar mi disco y otros cientos o miles de € producirlo de forma física, ¿por qué tendría que regalártelo? Con el trabajo que da y el dinero que cuesta...

Espera, entonces a lo mejor el problema viene de abajo, de nosotros los consumidores. ¿Vas a poner un hashtag en facebook mientras ves un concierto de Metallica en YouTube? ¿O mientras ves una serie en Netflix? ¿O escuchando música en Spotify mientras ves los dibujos de algún ilustrador en Instagram? Entonces, ¿en que consiste exactamente el apagón cultural? Tu puedes seguir consumiendo tu cultura, está al alcance de todos en internet, ya sea gratis o barata. Supongo que será que los que tenemos la capacidad de grabar un vídeo y subirlo a redes no lo hagamos en estos días. Si es así no lo veo del todo bien, a parte de ser un gesto baldío, creo que hace de menos o quita visibilidad al resto de trabajadores culturales que no pueden ejercer su labor para entreteneros desde casa con contenido multimedia. Hablo de sociedades de gestión, promotores, managers, salas de conciertos, estudios de grabación, locales de ensayo, técnicos, personal de logística y de producción, agentes de zona, personal de comunicación.

Si este "apagón" llegase a servir de algo, ¿qué conseguiríamos exactamente? Hace un rato vi en el muro de mi compañero Luis Vivas un vídeo de otro músico, Frank Postigo, quien también se preguntaba algunas de estas cosas. Él se pregunta que, si esto llegase al ministro de cultura y se hiciera una inversión, ¿cuánto veríamos nosotros de esa ayuda?. Él mismo responde; 0.
Yo estoy seguro también, que de forma directa percibiría 0€. Ojalá que de manera indirecta, a través de intermediarios o pasos intermedios. llegase a percibir algo.

Entonces cómo es la cosa, ¿el apagón nos va ayudar? ¿Va ahogar un poquito más al pequeño "productor de cultura" que se cohíbe de compartir su contenido un par de días? ¿Es una moda? Yo sigo sin saberlo pero de verdad quiero que alguien me lo explique (y de buenas maneras a poder ser, sin llamarme esquirol (que tampoco, porque a mi no me importa dejar de subir vídeos un par de días)(pero consumir ya os digo que voy a consumir cultura a escondidas, si no, me cuelgo del balcón))). Perdón por el soliloquio lleno de paréntesis sin sentido.

Quiero que me lo expliquen, entenderlo y poder apoyar la causa, porque de verdad deseo lo mejor para el sector. El problema es que tal vez estemos reclamando unos derechos que nunca hemos tenido.
A lo mejor la pelea tenía que empezar en cada pueblo, en cada ciudad. Yo no sé cómo, no soy sindicalista, apenas soy guitarrista, pero personalmente creo que algún tipo de sindicato, sociedad, convenio, o como sea que se llame la piña que tenemos que hacer, podría velar por los intereses de los músicos a nivel local, ya que cada localidad es una circunstancia diferente, la pelea no es igual para nadie. Que todos esas agrupaciones tengan algún tipo de representación a nivel nacional. Todo esto es ya más utópico que lo de querer solucionar la papeleta dejando de compartir contenido un par de días, pero bueno, por soñar que no quede.

Dicho todo esto... Ok, a tope. Yo estoy con vosotros, soy uno más. Apoyo la causa, deseo lo mejor para este sector que agoniza. Ojalá también esto sirva para dar pie a iniciativas más serias y realistas que defiendan los derechos e intereses de los trabajadores culturales, si tan a tope estamos con ello ahora.

jueves, 26 de marzo de 2020

Herramientas gratuitas (aprendizaje desde casa)

Desde que empezó al cuarentena, muchos profes hemos continuado con nuestra labor de forma "virtual". No todos (profesores y alumnos) tenemos los mismos recursos o medios en casa pero hoy por hoy, con un ordenador y/o un móvil podemos salvar casi cualquier obstáculo, como hemos comprobado con muchos alumnos ya. ¡Lo realmente fundamental e imprescindible es la buena disposición! Ser consciente de que mejorar tu habilidad y conocimientos musicales depende de ti y de nadie más, ya que los profesores somos tan solo guías que procuran caminéis por el mejor camino posible y con paso firme. Esto es algo que muchos tardan en aprender pero que se acaba haciendo evidente.

A continuación os dejo una serie de herramientas gratuitas que me han resultado la mar de útiles en más de una ocasión.

Afinador:

¿No tienes afinador en casa?¿No sabes afinar de oído? Bueno, aunque creas que sabes, mejor no te fíes 😂. Fender ofrece de forma gratuita este afinador online para guitarra, bajo y ukelele. Solo tienes que clicar en el instrumento que quieres afinar y listo. Al pinchar en cada cuerda la oiremos sonar, teniendo así una referencia auditiva precisa para afinar las nuestras.




Metrónomo:

Nuestro peor amigo y mejor enemigo, menuda tirria le tenéis! Sin embargo el metrónomo es imprescindible! Casi tanto como estar bien afinado. En este caso google, nos ofrece una solución muy sencilla; Si escribís "metrónomo" en la barra de búsqueda de google, el propio servicio os ofrece uno, sencillito, pero que cumple bien con su función.



Drum Machine/ Caja de ritmos:

De acuerdo, este tal vez no sea imprescindible y es un poquito más difícil de usar, pero es otro gran compañero de estudio. Este al ser gratuito también tiene algunas limitaciones, pero estamos hablando, de todas formas, de poner soluciones básicas al déficit de material en casa durante la cuarentena.




Editor de diagramas:

Muchas veces estudiando, haciendo apuntes o sencillamente, queriendo visualizar algo que se nos pasa por la cabeza, echamos esas hojitas que tiene el profe con cachitos de mástil para escribir encima, verdad? Yo he encontrado esta aplicación en línea para crear y editar diagramas. Me esta resultando la mar de útil y considero que es bastante completita!


Ejemplo: Tonalidad D mayor usando su triada como referencia.

Intentaré actualizar esta entrada próximamente con alternativas para el móvil (aplicaciones), ya que aunque todas estas deberían funcionar desde el navegador de vuestro teléfono, puede que no estén perfectamente optimizadas para su uso en este tipo de dispositivos.

Si has leído esto y conoces más alternativas para completar esta lista, sabes de alguna buena aplicación que quieras recomendarme para el móvil, o quieres recordarme alguna necesidad musical imprescindible que no cubran estas herramientas, házmelo saber! Ya sea en los comentarios abajo, en las redes sociales o en la propia clase.

Ojalá esto os ayude.
Un abrazo!

PD: Para los alumnos de Escola de Música Moderna RSL (Monforte), os recuerdo que mi mail de contacto es sanjorge@escolamusicamoderna.es